El imperio de la moda de la empresa española Zara ha vuelto a causar polémica por ‘tomar prestadas’ las ideas de otros diseñadores.

En esta ocasión la víctima es Tuesday Bassen, una artista independiente con muchos seguidores y que vende sus parches, pins y accesorios en su tienda online, y cuyas creaciones han aparecido ‘de la nada’ en diseños de la empresa.

Fue a través de su cuenta de Instagram que Bassen denunció el plagio de sus diseños por parte de la transnacional.

I’ve been pretty quiet about this, until now. Over the past year, @zara has been copying my artwork (thanks to all that have tipped me off–it’s been a lot of you). I had my lawyer contact Zara and they literally said I have no base because I’m an indie artist and they’re a major corporation and that not enough people even know about me for it to matter. I plan to further press charges, but even to have a lawyer get this LETTER has cost me $2k so far. 〰 It sucks and it’s super disheartening to have to spend basically all of my money, just to defend what is legally mine. ⚡️ EDIT: Some of you are asking how you can help. Repost and tag them, on Twitter, on Insta, on Facebook. I don’t want to have to burden any of you with the financial strain that comes with lawsuits.

Una foto publicada por Tuesday Bassen (@tuesdaybassen) el

«Durante el año pasado Zara ha robado mis diseños», escribe Bassen, «hice que mi abogado se contactara con Zara y ellos dijeron literalmente que no tenía fundamentos porque soy una artista independiente y ellos una gran corporación, y que no me conoce suficiente gente para que importe».

En su publicación, la joven artista compara sus trabajos con los diseños de Zara junto a la respuesta de la transnacional en la que le advierten que los diseños mostrados por su cliente (Baseen) no tienen marcas distintivas que permitan realizar la acusación, por lo que gran parte de la población no podría asociar las imágenes con la artista.

Sin embargo, el abogado de Bassen señala que existen formas de demostrar el plagio, como la forma de la goma de borrar con el texto ‘Erase You’ (Bórrate), o la forma del candado en el diario.

Por su parte, Bassen asegura que ella no es la primera artista independiente que se ve afectada por la empresa, pero que muchas de las víctimas optan por no responder por falta de dinero. Ella invirtió 2 mil dólares en un abogado para contactarse con Zara y exigir una explicación.

Al respecto, en las redes sociales se ha mostrado un gran apoyo por Bassen y los otros artistas cuyo trabajo ha sido arrebatado por la empresa.