Jared Kushner, yerno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, realizó un viaje este lunes a Irak en compañía del jefe de las fuerzas militares del país norteamericano, esto para recibir un reporte sobre los progresos de la ofensiva contra el Estado Islámico y reunirse con autoridades locales.

Kushner que nunca había pisado suelos iraquíes, ha mencionado que este viaje se lleva a cabo en un momento clave, dado que Trump está examinando formas de acelerar la campaña liderada por Estados Unidos que según las autoridades ha sido exitosa hasta ahora en la expulsión del Estado Islámico de algunas partes del territorio iraquí y sirio.

Por su parte, El general Joseph Dunford, jefe de las fuerzas militares conjuntas de Estados Unidos, dijo que invitó a Kushner y a Tom Bossert (asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca) a acompañarlos para escuchar de primera mano y sin filtros los reportes de los oficiales sobre la situación de terreno y a interactuar con las fuerzas norteamericanas.

Este tipo de reportes sobre el estado del conflicto en terreno ayuda a informar sobre decisiones estratégicas, sostuvo Dunford, agregando que esta es la misma la razón por la que regularmente deja Washington para visitar Irak.

Aunque los medios reportaron el domingo que Kushner y Dunford estuvieron en Irak el fin de semana, ambos recién arribaron el lunes por la tarde. Reuters fue parte de un pequeño grupo de reporteros que viajó junto la delegación estadounidense.