El año pasado la empresa automotriz alemana protagonizó un escándalo por manipular las cifras de emisiones contaminantes de sus autos.

Esta situación llevó le costará a la compañía unos 14 mil 700 millones de dólares, pues se comprometió a reparar o recomprar los autos involucrados, sin embargo, este reembolso no llegará a México.

Y es que según la empresa, en México sí se cumplió con la ley de emisiones.

«Todos los vehículos del Grupo Volkswagen que se comercializan actualmente, y que se vendieron en el pasado en el mercado mexicano, cumplen con los valores requeridos en la normatividad vigente en materia ambiental».

De acuerdo con El Financiero, en México sí se vendieron algunos de los modelos sancionados, sin embargo la Profepa no ha emitido una resolución, por lo que no habrá compensación para los clientes en el país.

En septiembre de 2015, la compañía reportó que en México comercializó 32 mil autos de motor diésel con tecnología TDI de 2009 al mes de agosto de 2015, incluyendo ocho modelos.