Este maravilloso lugar se encuentra en la Sierra Gorda de Querétaro, específicamente en el municipio de Jalpan, a 190 kilómetros de la capital del estado. Así que por lo que la forma natural del terreno se debió adaptar por los habitantes para levantar terrazas y plataformas sobre las cuales se construyeron varios conjuntos arquitectónicos.

Hoy en día en este asentamiento prehispánico se pueden apreciar unas 42 estructuras de diferentes tamaños y formas. Incluso cuenta con un juego de pelota del 18 metros de largo, que es unos de los más pequeños localizados  en México.

La arquitectura general del sitio presenta rasgos similares a los de Ranas y Toluquilla, con edificios hechos a base de lajas de piedra y grandes taludes que se integran en tres grandes plazas denominadas El Mirador, Santiago y de La Promesa. Cronología: 200 a 900 d. C.

Algo que hace de este sitio algo todavía más increíble es que está rodeado por magníficos paisajes serranos y puedes encontrar a tu disposición una unidad de servicios, así como área de descanso y sanitarios, puedes visitar este maravilloso asentamiento prehispánico todos los días en un horario de 10:00 a 17:00 horas.