En este pueblo mágico abunda la arquitectura colonial y las empedradas calles que exhiben antiguas construcciones de cantera, con hermosos jardines con flores en sus interiores. Visitar Tecozautla nos permite conocer un auténtico paraíso, en el interior de un enorme valle definido por mesetas de accidentes geográficos y una serie de domos volcánicos que cubren sus alrededores.

La ciudad es pequeña y por eso podrás explorar todos sus rincones, desde las antiguas casonas que cuentan con jardines repletos de bugambilias. En Tecozautla tendrás la oportunidad de conocer un lugar turístico de características únicas, que te permitirá realizar múltiples actividades, como por ejemplo, balnearios con aguas medicinales, un geiser de agua natural, único en el territorio mexicano, sitios rebosantes de leyendas y anécdotas históricas, hoteles cien por ciento disfrutables, con abundante vegetación y un enorme valle con paisajes que nadie se debería perder.

No te puedes perder la enorme diversidad de platillos típicos de la región. Tecozautla es un lugar que sobresale por su belleza arquitectónica, sus artesanías, su proximidad a Querétaro, su clima parecido al de Cuernavaca y sus 10 balnearios, los cuales son excelentes para la diversión de los turistas nacionales y extranjeros.

Algunos de los balnearios como El Gandhó y El Arenal, cuentan con fuentes de aguas termales con temperaturas que van de los 36 a los 38 grados centígrados. Tecozautla se localiza a unas tres horas de la Ciudad de México, siguiendo la carretera 57 con rumbo a Querétaro, cruzando por San Juan del Río, Tequisquiapan y San Joaquín.

El Balneario El Géiser es uno de los más visitados de la región

Está rodeado de espectáculos naturales, con un clima extraordinario todo el año y con uno de los respiraderos de volcán más impresionantes de Latinoamérica, donde las aguas termales de  95°C les permiten desarrollar  un concepto  integral de beneficios para la salud, diversión, relajación y entretenimiento, lo que hará que pases con tu familia y amigos momentos incomparables.