Scott Baldwin, jugador del Ospreys galés, estará de baja durante algunos partidos debido a la mordedura de un león al que intentaba acariciar.

El incidente ocurrió en una reserva de animales en Sudáfrica, dónde el atleta comenzó a acariciar a un león detrás de una reja de acero sin contar con que el animal se voltearía y lograría morderlo, haciéndolo gritar de dolor.

El deportista tuvo que recibir varios puntos en la mano y no podrá jugar en los próximos días, y aunque su entrenador lamenta la baja, no culpa al león por lo ocurrido, cuando anunció la noticia señaló que «se ha producido un incidente con un león, pero seamos justos, no tenía que ver con el león» puesto que «uno no puede darle palmaditas a la cabeza a un león como si fuera un gatito».

Fuente: Sin Embargo