Este jueves la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó un fallo histórico en el que las víctimas de violación que hayan resultado embarazadas tras el abuso podrán solicitar el aborto.

El fallo señala que todas las autoridades del sector salud del país deben practicar el aborto si es solicitado por una víctima de violación, de lo contrario, incurrirán en violaciones graves a los derechos humanos y reproductivos.

Señala además que las autoridades de la salud en México «no pueden implementar mecanismos ni políticas internas que impidas se materialicen los derechos de aquellas mujeres que han sido víctimas de una violación sexual y cuyo deseo es interrumpir el embarazo producto de dicho acto delictivo».

De igual manera, menciona que «las autoridades sanitarias a quienes acudan mujeres que han sido víctimas de una violación sexual y están embarazadas, producto de dicho acto, deben atender de manera eficiente e inmediata la solicitud, a fin de no permitir que las consecuencias físicas, psicológicas, etcétera, derivadas de la agresión sexual se sigan desplegando en el tiempo, lo que conlleva no solo a prestar la atención y observación médica necesarias, sino a la materialización de tal interrupción legal del embarazo».

[Con información de Milenio]