Este martes México entró formalmente en la Fase 3 de la pandemia del Covid-19, es decir, en al fase más peligrosa de la enfermedad y en la que se presenta el mayor número de contagios y decesos.

Ayer por la tarde, durante su conferencia diaria, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, habló sobre las medidas que se están tomando en los hospitales para tratar a las personas con Covid-19, y abordó el tema del manejo de cadáveres.

De acuerdo con el funcionario, los cuerpos de las personas que fallezcan por Covid-19 serán cremados, tras lo cual sus restos se entregarán directamente a sus familiares.

López-Gatell destacó que según los lineamientos establecidos, cuando un paciente de Covid-19 fallece, «se debe proceder de manera inmediata a los servicios funerarios con los mecanismos de bioseguridad estrictos. Se procede [a la cremación] efectivamente, excepto con las personas que no han sido identificadas o reclamadas».

Además de esto, el funcionario destacó que es complicado para los pacientes contagiados el despedirse de sus familiares, no solo por cuestiones de bioseguridad, sino porque las personas que se encuentran en fases avanzadas de la enfermedad «ya no pueden comunicarse» a causa de que necesitan asistencia para respirar, están intubadas o sedadas.

Con información de El Universal.