Durante el tercer trimestre del año fiscal de la tecnológica, Apple vendió 41 millones de iPhones, 2% más que los 40.4 millones del mismo periodo de 2016.

De acuerdo con Rolando Alamilla, analista de telecomunicaciones y dispositivos móviles de The Competitive Intelligence Unit (The CIU), la recuperación en las ventas, en un trimestre en el que tienden a decrecer, se debe a estrategias de comercialización atractivas.

“En muchas partes del mundo Apple lanza ofertas atractivas porque lo que quiere hacer es agotar esos inventarios antes de que salga el nuevo smartphone porque cuando llegue al mercado este nuevo equipo, los anteriores tienden a disminuir en precio todavía más”, agrega Alamilla.

Las ventas del iPhone en el trimestre generaron ingresos por 24,846 millones de dólares, es decir 55% de las ventas netas que reportó la compañía en el periodo y que llegaron a los 45,408 millones de dólares.

Con información de Expansión.