Toda la información referente a la venta del avión presidencial ha sido clasificada como ‘Confidencial’ por parte del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, informa el diario Milenio.

De acuerdo con la publicación, el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) reconoció que existe una cláusula de confidencialidad con las Naciones Unidas para ocultar la información referente al proceso de venta del Boeing 787-8 Dreamliner.

Banobras detalló que también existe una cláusula de confidencialidad con los potenciales compradores, por lo que no se puede dar a conocer la identidad de las 42 compañías o empresarios interesados en el avión presidencial.

Al respecto, la Dirección Adjunta de Financiamiento a Proyectos de Banobras señaló que esta medida de confidencialidad se toma para proteger el «secreto comercial», además de que difundirla podría «alterar las negociaciones durante la venta».

Bajo esta cláusula de confidencialidad, la información referente a la venta del avión permanecerá oculta por cinco años o hasta que concluya la enajenación del TP-01 José María MOrelos y Pavón.

Con información de Milenio.