Jonathan Crickmore es un granjero británico dedicado a la producción de productos lácteos y que es dueño de al menos una docena de vacas, recientemente una de sus hembras dio a luz a tres terneros, un hecho poco habitual en animales de este tamaño, por lo que el granjero decidió compartir su alegría en redes sociales.

El granjero publicó una fotografía de los tres terneros con su madre y hablaba de lo afortunado que se sentía de este nacimiento y cómo algún día esas crías también formarían parte de la familia lechera.

Rápidamente las fotografías se llenaron de comentarios de gente felicitando al granjero y deseándole lo mejor, pero muy pronto el tono de los mensajes fue cambiando y los comentarios se convirtieron en insultos y amenazas por parte de la comunidad vegana que lo acusaba de maltrato animal y de matar a animales inocentes.

Crickmore decidió borrar la publicación luego de recibir amenazas de muerte en su contra y de su familia. Aseguró además a los medios locales que su granja se dedica a la producción de lácteos y que no maltrata al ganado de ninguna manera.

«Nunca, nunca matamos terneros. Todos nuestros terneros, tanto machos como hembras, incluidos los hermosos trillizos en mi última publicación, se quedan con nosotros en nuestra granja hasta la edad adulta y viven vidas libres alejados del estrés. Las hembras se unen a nuestra manada de ordeñe libre», explicó.

Afortunadamente, no todos los comentarios de la comunidad vegana fueron negativos, hubo varias personas que se identificaron como veganas veteranas y que reconocieron la labor del granjero y se disculparon por parte de los otros usuarios.

[Con información de Infobae]