Vecinos del fraccionamiento Valle de los Encinos, en Tlajomulco, Jalisco, se desesperaron porque el camión recolector de basura no cumplía con sus rondas, dejando que la basura se acumulara en la calle, y decidieron responder con una pequeña, pero llamativa broma.

Los vecinos embolsaron las bolsas de basura y le dieron forma de cuerpo humano, como si se tratara de una ejecución realizada por algún grupo criminal.

Junto a la bolsa colocaron una cartulina con el texto «Esto pasó porque no pasa el camión», lo que llamó la atención de las autoridades.

Medios locales advirtieron de la aparición del bulto y la policía municipal se movilizó a la zona para inspeccionar la situación, sin embargo, al llegar descubrieron que se trataba de una broma.

Fuente: Sin Embargo