Tanto como Apple como Samsung han trabajado arduamente para que sus dispositivos sean resistentes a diversos tipos de pruebas, ya que bien sabemos que todo mundo en el internet pasa estos dispositivos por muchos test (innecesarios en su mayoría). Pues en esta ocasión congelaron un iPhone 6s y un Galaxy S7 Edge en coca cola.

Aquí el video y los resultados: