El cantante Ed Sheeran fue herido por una verdadera princesa armada con una espada. No se trató de un duelo a muerte ni de un video musical, sino de un accidente que pudo haber terminado muy mal.

De acuerdo con el portal especializado The Sun, el incidente ocurrió durante una fiesta en la residencia oficial The Royal Lodge (Berkshire, Reino Unido) la semana pasada.

Según el portal, la princesa Beatriz, hija de los duques de York y nieta de la reina británica Isabel II, se encontraba bromeando con el cantante James Blunt, quien pidió ser nombrado caballero, a lo que la princesa accedió en tono de broma.

Siguiendo el juego, Blunt se arrodilló y la princesa tomó una espada ceremonial para realizar el nombramiento, sin embargo, la princesa no percibió bien el peso del arma y cuando la levantó, ésta se fue hacia atrás, golpeando a Sheeran en el rostro.

La princesa se preocupó, pero el cantante le dijo que todo estaba bien, que fue un accidente. Aunque Sheeran se encontraba tranquilo, el resto de los asistentes notaron que la herida era profunda y optaron por llevarlo al hospital, donde recibió algunos puntos de sutura.

De acuerdo con los testigos, la espada pasó a escasos centímetros del ojo derecho de Sheeran y que la situación pudo haber terminado mucho peor.

Tras salir del hospital, el cantante volvió a la fiesta para demostrar a la princesa que estaba bien, aunque ella se mostró nerviosa y preocupada en todo momento.

Representación gráfica del accidente (The Sun)
Representación gráfica del accidente (The Sun)

Fuente: The Sun