El centro histórico de Querétaro está lleno de pintorescos andadores y calles llenas de leyendas, sin embargo, uno de los andadores favoritos por los queretanos es el Andador Matamoros, el cual, ocupa parte de lo que fue el antiguo Convento de Santa Clara de Jesús, considerado el más grande de la ciudad. A través del tiempo, este andador se ha convertido en un lugar que tiene de todo; bares y cantinas, hoteles y hostales, cafeterías, un lugar para comer sano y hasta una trattoria.

Para dormir: En este Andador, se encuentran las instalaciones del Hotel Río, el cual fusiona su construcción colonial con adaptaciones contemporáneas. El hotel es un poco engañoso, ya que, aunque es pequeño, cuenta con aproximadamente 22 habitaciones, repartidas en 3 pisos. Además de un pequeño patio, ideal para tomar el desayuno. Se encuentran en el número 12 del andador.

Para comer: en el número 10, encontrarás la Trattoria Da Pucinella, un exquisito restaurante de comida italiana, ideal para una cena romántica o una velada con los amigos. Su cálida y rustica decoración, complementa a su carta que cuenta con gran variedad de ensaladas, pastas y pizzas elaboradas con auténticas recetas italianas.

Para comer sano: La madriguera del Sr. Conejo, como sus dueños le llaman, es un lugar en donde no hay pretexto para comer sano, pues su carta consiste en puras ensaladas y aguas naturales con ingredientes orgánicos y del día. Tu puedes realizar tu propia combinación con los más de 15 ingredientes y aderezos que podrás encontrar en su menú. Visítalos en el número 20.

Para tomar una copa: El Rinconcito es una cantina tradicional, ideal para tomar una buena cerveza al aire libre. Desde 1951, este lugar deja ver en su decoración la experiencia de la época dorada del cine mexicano. Síguelos en Fb como EL Rinconcito y consulta cuándo tienen música en vivo. Encuéntralos en el no. 12- A

andador1

andador2

andador3