El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, dio a conocer que la empresa Uber promovió un segundo amparo contra la Ley de Movilidad que prohibe su operación, por lo que, por ahora, puede operar regularmente.

El mandatario afirmó que con el amparo, el Instituto Queretano del Transporte no puede aplicar las sanciones que se venían aplicando desde que la Ley entró en vigor, por lo que la plataforma -y sus socios- podrán continuar trabajando mientras continúan las pláticas.

«Vamos a seguir insistiendo en que como cualquier plataforma nos den los datos, las placas del vehículo para seguridad de los usuarios (…) y como cualquiera deben pagar impuestos», indicó.

De igual forma, señaló que las negociaciones con la plataforma continúan para que esta pueda regularizare. Sin embargo, Domínguez Servién recordó que lo que se pide es que Uber entregue un registro de placas y vehículos de los operadores al gobierno, para tenerlos registrados.

«Las mesas de diálogo se mantienen», señaló el mandatario.