Luego de que esta mañana el presidente López Obrador asegurara que su oposición compra espacios en Facebook y Twitter para atacarlo, la red social del pajarito azul salió a desmentir estas acusaciones.

«La automatización, o los llamados ‘bots’, que se utilizan con fines de mala fe, están prohibidos en Twitter», informó la red social ante las acusaciones.

De igual manera, Twitter informó que -como hace cada trimestre- presentó su reporte de ingresos, el cual desglosa las cifras relevantes para entender cómo se generan los ingresos del servicio.

Además, reiteró que la plataforma cuenta con herramientas tecnológicas especializadas para eliminar los ‘bots’ maliciosos a escala y de manera proactiva antes de que se vean en la búsqueda o en el timeline.

Destacó también que hasta desde el pasado 18 de marzo y hasta el momento se han desactivado más de 3.4 millones de cuentas consideradas como ‘bots’ en la plataforma.

Con información de El Financiero.