Turistas de un parque nacional en Rusia se llevaron una gran sorpresa al encontrarse con un ejemplar vivo de un animal que nunca habían visto, pero del que habían escuchado en leyendas de antaño.

Se trata del Oso de Sailugem, una especie que no había sido vista desde mediados del siglo pasado y del que no había evidencia fotográfica hasta ahora. De hecho, se trataba de una especie tan poco conocida que se le llegó a considerar un ser mitológico.

Los turistas realizaban una visita guiada al Parque Nacional de Sailugem cuando el guía les pidió que guardaran silencio y lo siguieran sin hacer ruido. «Cuando llegamos a una roca plana, notamos la pierna de un gran animal esponjoso a unos 60-70 metros por debajo de nosotros. Pronto se mostró completamente, y para nuestra sorpresa, era un verdadero oso de Sailugem, rubio y muy hermoso».

Antes de que el animal se fuera, los turistas lograron hacerle varias fotos que finalmente demuestran la existencia de esta peculiar criatura.

[Con información de Infobae]