El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, observó como todos el eclipse solar este lunes, mismo que cruzó el país de costa a costa, se pudo ver al mandatario viendo al cielo desde uno de los balcones de la Casa Blanca en Washington, pero por unos segundos admiró el fenómeno sin lentes especiales.

Pese a la insistencia de los expertos y la Agencia Nacional del Espacio (NASA) de seguir las instrucciones y observar con protección adecuada el espectáculo, debido al alto riesgo de sufrir daños oculares, Trump hizo caso omiso a las indicaciones y se expuso a los rayos del sol que se encontraba oculto por la luna en un 81% desde la capital estadounidense.

La decisión del magnate de mirar el eclipse sin protección le valió las críticas de numerosos usuarios de Twitter por no seguir las indicaciones y dar ejemplo a la ciudadanía.

«El Presidente Trump mirando fijamente el #Eclipse sin anteojos protectores. No creerás lo que pasó después»

Se pudo ver al magnate acompañado de su hijo pequeño Barron y de la primera dama, Melania Trump, el presidente asistió al fenómeno astronómico único, ya que la última vez que se produjo algo así en el territorio continental de Estados Unidos fue hace casi un siglo.

Con información de Excélsior.