La polémica por la separación de los hijos de migrantes en la frontera de Estados Unidos no para de crecer, y luego de que se volviera viral un video y varias fotografías de la forma inhumana en la que se mantiene a los menores, las cosas no han hecho más que empeorar.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, echó más leña al fuego luego de que no solo reiterara su posición, sino que la defendiera al señalar que «hay que separar a los niños para deportar a sus padres».

Subrayó que la otra opción que existe es no procesar a los inmigrantes que ingresan al territorio estadounidense en forma ilegal, una medida que el gobierno no está dispuesto a hacer como parte de su política de ‘tolerancia cero’.

De acuerdo con datos oficiales, entre el 5 de mayo y el 9 de junio de este año, las autoridades fronterizas separaron a 2 mil 432 niños cuyas familias están arrestadas en espera de proceso criminal por ingresar clandestimanete al país.

[Con información de Milenio]