Durante su conferencia de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la construcción del Tren Maya no representa un peligro para el medio ambiente.

A decir del mandatario, con este proyecto «no se afectará ningún ejido, no se le quita a ningún campesino la tierra. VAmos a seguir adelante sin afectar el medio ambiente».

De igual manera, criticó a aquellos que se oponen al proyecto y los calificó de hipócritas. «Nosotros no [afectaremos al medio ambiente] porque tenemos una moral y es lo que consideramos más importante»:

La construcción del Tren Maya arrancará el próximo 30 de abril y comprenderá un tramo que va desde Palenque hasta Tulum. Durante los últimos meses el proyecto ha sido duramente criticado porque para su construcción será necesario deforestar varias hectáreas de espacios protegidos en los que habitan especies endémicas del país, así como algunas en peligro de extinción que se verán afectadas por la destrucción de su hábitat.

Con información de El Universal.