Con motivo de la Fase 1 de la Contingencia Ambiental que se vivió esta semana en la Ciudad de México, el gobierno local decidió que el transporte público sería gratuito durante tres días. En total estas acciones tuvieron un costo de más de 100 millones de pesos.

De acuerdo con Sin Embargo, durante los tres días que se ofreció el transporte gratuito el Gobierno de la Ciudad de México dejó de recibir 104 millones 820 mil pesos.

Lo irónico de la situación es que esta cifra representa un 91.54 por ciento de lo que la Secretaría del Medio Ambiente de la capital invertiría este año para el análisis de la calidad del aire del Sistema de Medición de la Red Automática de Monitoreo Atmosférico.

Durante la contingencia, la Red de Transporte de Pasajeros (RTP) trasladó 500 mil personas, lo que refleja un incremento de 100 mil personas más y una pérdida de 2 millones 400 mil pesos, mientras que el Servicio de Transportes Eléctricos benefició a 400 mil usuarios, 65 mil más de lo que atiende en una jornada normal, y dejó de recibir 4 millones 20 mil pesos.