Un total de 257 personas fallecieron luego de que un avión militar tipo II-76 se estrellara en una zona agrícola en Argelia.

De acuerdo con las autoridades, las víctimas eran los 247 pasajeros y 10 tripulantes de la aeronave, todos ellos soldados y sus familiares, quienes murieron de manera instantánea cuando el avión se estrelló en una zona sin residentes.

Los cuerpos de emergencia acudieron al lugar de inmediato pero no encontraron a ningún superviviente. Por su parte, las autoridades ya investigan el origen de esta tragedia, una de las peores en la historia de la aviación.

Según los medios locales, la aeronave se estrelló justo después de despegar de la base militar de Boufarik, a unos 30 kilómetros de la capital del país, Argel, y se dirigía a Bechar.

[Con información de Milenio]