El próximo 31 de mayo al mediodía es cuando estallaría la huelga de los trabajadores del Estado, en caso de no llegar a un acuerdo con las autoridades sobre las inconformidades que ha causado la Reforma en materia de Pensiones y Jubilaciones, promovida por el gobernador Francisco Domínguez y aprobada por el Congreso local a principios del año pasado.

Poco después de las 15:00 horas de este viernes, Camen Mancha Prado, secretaria general del Sindicato de Trabajadores del Estado, presentó ante la Junta de Conciliación y Arbitraje el emplazamiento, en donde argumentan que la reforma implica violaciones al contrato colectivo de trabajo.

Más de 5 mil trabajadores de los tres poderes del estado: Ejecutivo, Legislativo y Judicial, forman parte del sindicato.

La reforma en materia de jubilaciones y pensiones implica, entre otras cosas, que cualquier trabajador al servicio del estado se podrá jubilar a los 60 años sin importar el tiempo que lleve laborando, situación que afecta a quienes anteriormente debían completar los 28 años en labores.

En caso de no llegar a un acuerdo con las autoridades correspondientes, la huelga estallaría el próximo 31 de mayo a mediodía.