El Sindicato de los Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado conjuró la huelga prevista para estallar este martes.

Tras horas de negociación con la autoridad estatal en las instalaciones del Tribunal de Conciliación y Arbitraje, la lideresa Carmen Mancha y el Oficial Mayor, José de la Garza, firmaron el documento que señala que no habrá huelga.

De acuerdo con Mancha, se alcanzó un acuerdo con el patrón a la petición de dar trámite a 40 solicitudes de prejubilación que faltaban por atender. En el caso de estos 40 empleados, se cumple con los años de servicio, pero no se cuenta con los 60 años de edad que marca la reforma al sistema de jubilaciones.