Totis, la empresa mexicana de botanas y frituras, cerró sus puertas en Chiapas, aparentemente tras haber caído en quiebra.

De acuerdo con el diario El Universal, la empresa había pasado por años difíciles en su planta de Chiapas, donde redujo a la mitad los puestos de trabajo, así como los horarios laborales.

Apenas dos años después de haber sido inaugurada la empresa, su propietario, Abraham González Torres, la vendió a La Costeña para exportar los productos a Estados Unidos y Centroamérica, y aunque los Totis se venden actualmente en Costa Rica, Panamá, Belice, Guatemala, Estados Unidos, países del Caribe y Sudamérica, el director general de La Costeña, Rafael Celorio, reconoció que la empresa tuvo un crecimiento «más lento de lo que esperábamos».

[Con información de El Universal]