En Querétaro cada vez se ven más casos de tarjetas de crédito clonadas debido a una banda que opera en la entidad. El titular de la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE), Alejandro Echeverría Cornejo, aceptó la operación de tesos delincuentes. Sin embargo, aseguró que se trata de extranjeros que realizan esta clase de operaciones desde otros países como Rumania o Sudamérica.

El director de la carrera de Ingeniería en Telecomunicaciones de la Universidad Nacional de Chile Andrés Bello (UNAB), David Ruete, señala que siempre que se utiliza una tarjeta de crédito, existe un peligro de que la información sea clonada, gracias a dispositivos utilizados por los ladrones llamados «skimming», que copian la banda magnética de las tarjetas y así «clonan» la información contenida en ella. Por ejemplo, el Código PIN.

Este método es utilizado generalmente en establecimientos como tiendas de ropa o gasolineras.

En el caso de los cajeros automáticos, la clonación se realiza por medio de un lector falso que transmite la información de la tarjeta vía inalámbrica, ayudado de una cámara de videovigilancia colocada estratégicamente hacia el cajero para capturar la clave de la tarjeta.

Por lo mismo, los expertos comparten una serie de tips para evitar que uno sea víctima de este delito:

1.- Al hacer movimientos en el cajero automático, tapar la visión de las teclas, en caso de que la cámara del banco este ‘truncada’, o que haya más de una cámara apuntando hacia él.

2.- Al momento de pagar con tarjeta, evitar entregarla para que la transacción se reluce fuera de tu vista. En caso de que no puedan lleve la terminal hasta ti, dirígete tú hasta donde está la máquina.

3.- No olvidar que los bancos nunca pedirán que dimites tu NIP vía internet. Mucho menos, a través de un correo electrónico. Eso es como darle a un ladrón las llaves de tu casa.

4.- En caso de que realices compras por internet, hazlo en sitios reconocidos y validados, como de grandes tiendas. Recuerda que siempre detrás de un sitio web hay un humano.

5.- Mantén la costumbre de checar constantemente el sitio web de tu banco. Si manejas grandes cantidades, puedes ser víctima de «robos hormiga», es decir, que te roban «de poquito en poquito» para que no te des cuenta.

6.- Siempre conoce el monto de tu cuenta.

7.- Quédate con los recibos. Cuando llegue tu estado de cuenta, verifica que el monto cargado corresponde a lo que gastaste.

8.- Procura no realizar operaciones financieras desde lugares con internet público, como cafés internet.

9.-No guardes tus claves de acceso en tu computadora o dispositivos. Mucho menos los envíes por internet .

10.- Si el cajero no te regresa el plástico, cancela cualquier operación y de inmediato reporta al número de atención a clientes lo que acaba de ocurrir. Memoriza el número de atención telefónica de tu tarjeta de crédito.

Con información de Terra y Prestadero