A fin de impulsar el uso de vehículos eléctricos en México, la empresa Tesla anunció su interés de colocar centros de carga en el estado de Querétaro.

De momento esta propuesta está siendo analizada para determinar la viabilidad de instalar 150 puntos de carga en sitios estratégicos de la entidad como el entronque de la carretera 57 y la carretera 100.

De acuerdo con el titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu), Marco Antonio del Prete Tercero, estos microcargadores se diferencian por realizar una carga en 40 a 50 minutos, mientras que un cargador convencional requiere un plazo de cuatro a cinco horas.

Con este tipo de iniciativas se busca que las distribuidoras de autos generen sus propios espacios de suministro de energías renovables para fomentar el uso de estos sistemas de carga eléctrica.

[Con información de El Economista]