Año con año alrededor de 400 mil animales son abandonados un año después de haber sido regalados a los niños como parte de las fiestas decembrinas.

De acuerdo con el director general en Defensoría Animal A.C., Emmanuel Pedraza Reyes, en México existen alrededor de 20 millones de puntos de venta de gatos y perros durante la temporada decembrina, de los cuales un 40 por ciento es abandonado en un plazo de un año después de ser regalado por Santa Claus o los Reyes Magos.

«400 mil serán abandonados o bien, objeto de explotación atroz», alertó el titular de la organización animalista, quien agregó que un 70 por ciento de los animales adquiridos por mexicanos son comprados en la vía pública, mercados o criaderos de traspatio, por lo que suelen morir en los primeros dos meses de vida.

Señaló además que si bien en la ley se establece claramente que se debe «procurar el bienestar animal» y brindarles cuidados de salud, higiene y alimentación, «la realidad es que casi ningún criadero, mercado o tienda establecida cumple con este precepto».

[Con información de Milenio]