Mientras que en algunas partes del país los taxistas se manifiestan y protestan contra servicios como Uber y Cabify, en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, los taxistass están dando unv erdadero ejemplo de solidaridad y empatía.

Se trata de «Servicio de Corazón», un proyecto impulsado por taxistas de la entidad que ofrecen su servicio de manera gratuita las 24 horas del día a niños de bajos recursos con discapacidades y enfermos con cáncer.

En total son 42 taxistas los que conforman este grupo y que todos los días recogen a los niños y a sus familiares y los llevan a sus consultas, terapias, intervenciones quirírgucas y tratamientos en el Hospital Pediátrico y del Centro de Rehabilitación e Inclusión Infantil Teletón.

El promotor de este grupo, Jorge Humberto Gómez Sasso, señaló en entrevista que fue hace menos de un mes que decidió convocar a sus compañeros taxistas y algunos amigos para formar el proyecto y ayudar a las personas que más lo necesitan.

«Al principio, emprender los servicios de traslado solidario hasta me pareció una locura porque los involucrados son choferes no concesionarios, sin embargo, empezamos», y después de lanzar la convocatoria, recibió el apoyo de varias personas que aplaudieron su propuesta.

«No recibimos ningún pago, ni un peso siquiera, pero con la bendición de los niños, uno se siente muy bonito y trabajamos a gusto», dijo Jesús Ramos, otro de los taxistas que nos demuestran que aún hay mucha gente buena en este mundo.

Con información de El Universal.