Las autoridades de Valle de Bravo han ordenado la suspensión de clases en al menos 13 escuelas, esto con la intención de proteger a la ciudadanía de un león salvaje que se encuentra rondando por la zona y que ya ha cobrado la vida de al menos una persona.

El domingo pasado se realizó el hallazgo de un cuerpo, el cual pertenecía a un taxista de 54 años y que presentaba heridas provocadas por las garras y colmillos del león.

De momento, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), en conjunto con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la Comisión de Áreas Naturales Protegidas (CONAP), la Comisión Estatal de Parques Naturales y de la Fauna (Ceoanaf), Protección Civil municipal y estatal, y la la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, han implementado un operativo para capturar al león.

Aunque se busca atrapar al animal salvaje, las autoridades no descartan la posibilidad de cazarlo debido al riesgo que representa para la población.

Con información de El Gráfico.