El pasado jueves durante la ceremonia de la Marcha de la Lealtad, uno de los cadetes se desmayó y cayó «como soldadito de plomo» en el suelo, algo que rápidamente se volvió viral.

A respecto, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, refirió este viernes que la caída del cadete es un ejemplo de la gallardía y coraje del Ejército mexicano y que sin importar el motivo por el que se desmayó, el haber metido las manos para evitar el golpe habría hecho que cayera sin honor.

«Caer así, de manera firme, serena y sin meter las manos, sin doblarse, no es más que señal precisamente de ese carácter, de ese valor, de esa gallardía, de ese coraje que distingue a las fuerzas armadas», señaló el presidente durante una comida con miembros de la fuerza aérea.

«Haberlo hecho de otra manera era caer sin honor», agregó.

Durante el evento, el presidente Peña Nieto reiteró su compromiso para defender la soberanía del país y a los mexicanos.

Fuente: Milenio.