Luego del sismo del pasado viernes, el manantial de aguas termales de Atotonilco se han secado casi por completo.

Estas aguas termales ubicadas a 25 kilómetros de la cabecera municipal de Santiago Jamiltepec, y al igual que las aguas azufradas de Atotonilco, habrían quedado vacías tras el sismo.

De acuerdo con las investigaciones, el sismo abrió grietas en el suelo a través de las cuales el agua fue absorbida.

Las aguas termales de Atotonilco son sitios sagrados en los que la gente realiza plegarias a la virgen de los remedios, pero ahora solo hay arena donde solía hervir el agua.

Luego de que se denunciara la desaparición del agua, las autoridades municipales acudieron al lugar para tratar de restaurar las lagunas, «trajeron maquinaria para excavar pero ahora brotaron aguas con lodo, a lo mejor con el tiempo se asiente lo que quedó revuelto con las acciones de desazolve», comentó uno de los habitantes del poblado.

Por su parte, el delegado de la Comisión Nacional de Agua (CNA), Kalid Mohamed, aseguró que se enviará un grupo de especialistas y geólogos para determinar las razones por las que la laguna se secó y actuar de la manera correspondiente para restaurarlas.

[Con información de Milenio]