El sismo se registró en los límites de Querétaro con Guanajuato, a 5 kilómetros de Atarjea, Guanajuato, 16 kilómetros al noreste de la cabecera municipal de Pinal de Amoles, a 28 kilómetros al oeste de Jalpan y a 35 kilómetros del sur de Arroyo Seco.

El sismo fue alto, pero con 3.5 aún está catalogado dentro del rango de microsismisidad si se sintió o no corresponderá indicarlo tanto a la población de la zona como a la unidad correspondiente de Protección civil.




El sistema sismológico es reciente por lo que no se puede decir que los sismos de mayor intensidad aquí no se registran.

Recordemos que el 90% del territorio mexicano es susceptible de resentir sismos, en Querétaro se tiene el reporte de que en 1980 ocurrió uno de 5.4 en Landa de Matamoros, energía exponencial que se traduce en 900 veces más la provocada por el sismo de este fin de semana.




Los sismos se pueden ocasionar por diferentes causas, en el caso del ocurrido en Pinal, se debe a las estructuras que componen a la Sierra Madre Oriental.

La Sierra Madre Oriental llega hasta la mitad del territorio de Estados Unidos, en ese recorrido presenta miles de fallas geológicas que van desde 1 centímetros hasta decenas de kilómetros; los sismos pueden ocurrir en cualquier población que esté sobre la estructura o alrededor.




¿Quieres que tu negocio aparezca en nuestras recomendaciones? Mándanos un WhatsApp dando click aquí https://wa.me/message/FB2J654SP2IWJ1