Cuando Selvi, una trabajadora doméstica de 42 años, despertó, sintió un ardor en la nariz, aunque era incómodo, no creyó que se tratara de algo importante y decidió ignorar la sensación.

Pero con el paso de las horas se dio cuenta de que algo más estaba ocurriendo dentro de ella. En su frente comenzó a tener una sensación extraña, como si algo se moviera dentro de ella. La propia Selvi asegura que era una sensación como de quemazón en los ojos

«No podía explicar la sensación pero estaba segura de que era un insecto», confesó Selvi a un diario local.

Debido a esto no tardó mucho en ir al médico para que la revisaran, pero en cuatro ocasiones diferentes fue ignorada y no fue sino hasta que llegó al Stanley Medical College que un equipo logró atender su petición.

Un escáner confirmó la presencia de algo extraño en la base del cráneo y utilizaron una luz y un endoscopio nasal para darle un mejor vistazo. Al hacerlo comprobaron que dentro de la cabeza de Selvi había una cucaracha adulta.

Tomó 45 minutos y el uso de un aparato succionador y fórceps para sacar al insecto de la cabeza de la mujer. En total pasó 12 horas con el insecto en la cabeza.

De acuerdo con uno de los médicos, si la cucaracha hubiera permanecido en la cabeza de Selvi, habría muerto muy pronto y la paciente habría desarrollado una infección que se habría extendido fácilmente al cerebro.

Fuente: BBC