Un grupo de trabajadores del municipio de Pinal de Amoles comenzaron este lunes un plantón permanente al exterior de la alcaldía en demanda de que se cumplan con las prestaciones reguladas en el Contrato Colectivo del Trabajo. A través de una serie de protestas, denunciaron que no han recibido el aumento salarial del 3.5 por ciento solicitado, además que se les ha negado el pago a las esposas beneficiarias por las muertes de sus esposos que fueron trabajadores por muchos años del municipio.

De acuerdo al Secretario General del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Municipio de Pinal de Amoles, Cutberto Álvarez Camacho, esta administración realizó el despido de 74 personas que laboraban en varias áreas del ayuntamiento de manera presuntamente injustificada y de las cuales solo se logró la reinstalación de 11 personas.

«Ha habido muchas violaciones a los trabajadores, traemos 63 despedidos desde el inicio de esta administración y de hecho eran 74, sin ninguna justificación de nada, tenemos cuatro esposas viudas, en la pasada administración se les estuvo pagando la pensión y del inicio de la administración se les dejó de pagar, que es algo que por ley les corresponde porque son trabajadores que trabajaron 15, 20 o 25 años para el municipio«, señaló.

El líder sindical manifestó que la administración se ha negado a pagar la pensión de 4 viudas y ha incumplido con el acuerdo de incremento salarial que se negoció el año anterior, además también de incumplir con el pago de 4 trabajadores jubilados, por lo que consideró como razones políticas.

Finalmente, Álvarez Camacho señaló que se ha emplazado a una huelga de trabajadores para el próximo 1ero de agosto a las 9 de la mañana, mientras tanto, aseguró que continuará el plantón permanente en las instalaciones municipales.