Luego de que un perro Pitbull atacara a siete menores de edad en la explanada de la delegación Iztacalco, Ciudad de México, las autoridades continúan en la búsqueda de su dueño.

Fue el pasado sábado cuanto los siete niños tuvieron que ser atendidos por paramédicos, pues presentaban mordidas en diferentes partes del cuerpo.

«Estábamos jugando en las fuentes danzantes cuando de repente escuchamos gritos y al voltear y querer correr, me resbalé y me mordió», señaló Pedro, de 16 años.

De acuerdo con uno de los padres de los niños, aunque los menores se encuentran bien, tienen miedo y no se atreven a salir a la calle.

Por ahora el perro se encuentra en el Hospital Veterinario de Iztapalapa, y hasta el momento nadie ha acudido a reclamarlo.

[Con información de Excelsior]