El Zoológico de Chapultepec está de fiesta.

Con un evento especial, la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México presentó oficialmente a Sicarú, una jirafa bebé que se une a los habitantes del zoológico.

El nacimiento de Sicarú tiene especial relevancia porque esta especie (Giraffa Camelopardalis) se encuentra en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Estas jirafas alcanzan a medir hasta seis metros y pesar una tonelada y media, sin embargo su tamaño es el principal motivo por el que es una presa fácil para los cazadores furtivos en África.

Con información de Milenio.