Con el fin de proteger la salud de expendedores y trabajadores de mercados públicos y supermercados, frente a COVID-19, la Secretaría de Salud, a través de la Dirección de Protección contra Riesgos Sanitarios, emite las siguientes medidas preventivas:

Todos los empleados deberán presentarse aseados y con uniforme o ropa limpia. Preparar y acomodar los estantes, anaqueles y refrigeradores antes del acceso de los clientes. Llevar a cabo la limpieza y desinfección antes de abrir el establecimiento y al cerrarlo. Colocar material de higiene y protección como alcohol gel al 70%, guantes de polipropileno, cubrebocas y pinzas para tomar los productos y cubiertas para el pan.

Se debe también disponer de alcohol gel al 70% para que los clientes se lo apliquen al entrar y salir del establecimiento. Todo el personal, sobre todo el que se encuentra atendiendo en las cajas, debe contar con alcohol gel y utilizarlo de forma constante. Colocar botes de basura con bolsa de plástico para tirar guantes y cubrebocas al desocuparlos. Colocar letreros con la obligación de usar los materiales de protección e higiene que proporciona la tienda y prohibir que usen guantes propios, para tomar los productos.

Es importante controlar el aforo de personas a un máximo de 50% de la capacidad del establecimiento. De preferencia, controlar el acceso y permitir la entrada de solo una persona por familia a realizar las compras. Evitar acumulación de usuarios en sitios en donde se generen filas, respetando la medida de sana distancia (1.5 metros de distancia entre una persona y otra). Se debe controlar el uso y manejo sanitario de carros de supermercado, aún fuera de la tienda en zonas de estacionamiento.

Se recomienda extremar las medidas establecidas en programas y procedimientos de limpieza y desinfección, incluyendo lo siguiente:

? Limpieza diaria de pisos y estantería de exhibición con agua y jabón.

? Limpieza y desinfección externa de productos no perecederos, cuyo empaque lo permita, antes de colocar en exhibición.

? Aspirar diariamente superficies con tela.

? Protección completa para evitar contacto de manos de los usuarios en productos de consumo directo como el pan

? Por el momento, no podrán expenderse alimentos preparados a granel, deberán estar previamente pesados y contenidos en recipientes sellados, cubriendo las características comerciales.

Se debe colocar letreros visibles donde se recuerde a usuarios y operarios de los establecimientos las siguientes medidas para evitar la propagación de virus y bacterias:

? Lavado continuo de manos y superficies con agua y jabón para eliminar el virus.

? Toser o estornudar con el ángulo interno del brazo.

? No saludar de beso, mano o abrazo.

? No ingerir alimentos fuera de las zonas destinadas y habilitadas para lo anterior.

? Mantener sana distancia.

Se hace hincapié en que, si los trabajadores de establecimientos o los usuarios presentan síntomas de enfermedad respiratoria, deben permanecer en casa hasta que se recuperen.

Recuerda, ante la presencia de al menos dos de los siguientes signos o síntomas: fiebre, tos, dolor de cabeza; además, alguna de estas molestias: dificultad para respirar, dolor de articulaciones o músculos, dolor de garganta, conjuntivitis, escurrimiento nasal o dolor de pecho, debes comunicarte al número 800 00 44 800 o al call center estatal 442 1015205, para recibir orientación médica.