Empleados del Senado de la República recibieron ayer un regalo bastante peculiar, ya que recibieron de manera personalizada una gelatina donde aparece el rostro de cada uno de los legisladores.

Según el periodico «Reforma», cada gelatina costó cerca de 200 pesos y las gelatinas habrían sido repartidas a los integrantes del grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

La repartición de postres fue idea de la Senadora del Partido de Trabajo (PT), Martha Palafox y según el medio antes citado, junto a cada uno de estos regalos, la legisladora envió una tarjeta de buenos deseos para las fiestas navideñas que se acercan.

Sin embargo, esta no es la primera vez que esto sucede. Ya en el 2014, algunos integrantes del PRI y de los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democratica (PRD) regalaron chocolates en donde aparecían los rostros de algunos legisladores mexicanos.

Gelatinas