Luego de días de negociación, el Senado aprobó en lo general y en lo particular la Ley de Revocación de Mandato, la cual permitirá a la ciudadanía retirar del cargo al presidente Andrés Manuel López Obrador o dejarlo continuar hasta 2024.

La principal característica que detuvo por días el dictamen fue la pregunta, la cual por fin fue acordada entre Morena y la oposición. La pregunta que aparecerá en las papeletas en caso de realizarse la revocación al mandato es:

“¿Estás de acuerdo en que a Andrés Manuel López Obrador, presidente de los Estados Unidos Mexicanos, se le revoque el mandato por pérdida de la confianza o siga en la Presidencia de la República hasta que termine su periodo?”




Las respuestas que estarán son:

  • Que se le revoque el mandato por pérdida de la confianza.
  • Que siga en la Presidencia de la República.

Esta ley se reglamentaria en el artículo 35 de la Constitución, que establece que los partidos políticos podrán promover la participación ciudadana en el proceso de revocación de mandato, pero se abstendrán de aplicar recursos de su financiamiento público y privado para actividades ordinarias o permanentes para la obtención del voto con la finalidad de influir en las preferencias ciudadanas.

Al principio se había contemplado que se le permitiera al mandatario federal tener derecho a opinar e informar acerca de la continuidad en su cargo durante la campaña de revocación de mandato; sin embargo, de último momento el coordinador de Morena, Ricardo Monreal, retiró la propuesta para evitar que se judicialice.




La revocación de mandato sólo procederá por mayoría absoluta; es decir, cuando participen, al menos, 40% de los ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores. Si se alcanza esta cifra, el proceso será vinculatorio.




¿Quieres que tu negocio aparezca en nuestras recomendaciones? Mándanos un WhatsApp dando click aquí https://wa.me/message/FB2J654SP2IWJ1