En un breve periodo, que fue del sábado 28 de mayo al sábado 3 de junio, se registraron múltiples hechos violentos en Querétaro: Desde robos y asaltos a negocios y transeúntes, hasta asesinatos en diferentes sitios de la entidad.

El primero de estos hechos se registró el sábado 28 de mayo en el municipio de San Juan del Río. sobre la carretera federal México – Querétaro, a la altura del kilómetro 184, con dirección a la Ciudad de México, se encontró el cuerpo semidesnudo de una mujer de aproximadamente 40 años, presuntamente una trabajadora sexual, que había sido asesinada horas antes. Los primeros reportes indican que la mujer pudo haber muerto al ser aventada de un vehículo y esto le quitó la vida, pues en el lugar se encontraron múltiples rastros de sangre.

Apenas dos días antes, el jueves 26, el cuerpo de un hombre fue encontrado también en el costado de esa vialidad, con un disparo en la cabeza al estilo ejecución.

El domingo 29 se dio otro caso de un cuerpo encontrado en la vía pública, esta vez en el municipio de Tequisquiapan, en la comunidad de San Nicolás, sobre el camino que comunica a la comunidad de El Cerrito. El cuerpo pertenecía a un hombre que tenía múltiples heridas en la cabeza. Las primeras investigaciones arrojaron que habría muerto por medio de pedradas. Sin embargo, no se descarta que el cuerpo hubiera sido «tirado» en ese sitio, pues -contrario al caso anterior- no había manchas de sangre en la tierra.

Ambos casos fueron atendidos por la Fiscalía General de Querétaro, quienes desde los descubrimientos, comenzaron con las indagatorias correspondientes. El fiscal, Alejandro Echeverría Cornejo, dio a conocer después que ya habían iniciado las indagatorias, destacando que el asesinato de la mujer podría tratarse de un feminicidio. Sin embargo, decidió esperar antes de dar a conocer más detalles.

El lunes 30 de mayo, un solitario ladrón se las ingenió para asaltar la tienda Coppel de Bernardo Quintana. El hombre -que no fue detenido- se comportó como un cliente más hasta llegar a la caja. Una vez llegando a ella, sacó un arma de fuego y amagó a los empleados, obligándolos a entregarles medio millón de pesos. A pesar de que huyó a pie, el operativo policiaco que se originó de una llamada de emergencia, no fue suficiente para dar con el amante de lo ajeno.

Más tarde ese mismo día (lunes 31), una pareja fue acribillada a balazos en la colonia Loarca, causando que un hombre de 22 años perdiera la vida. Estos hechos se registraron en el número 5060 del Condominio Plan de San Luis. Miguel Ángel, el joven que perdió la vida, llegaba al domicilio junto con su novia cuando dos hombres que le esperaban abrieron fuego contra el vehículo. El joven quedó muerto dentro de la camioneta, y la mujer fue trasladada grave a un hospital, donde se reporta como estable.

El martes 31 de mayo, se reportó un asalto más cometido por medio de un conocido «modus operandi». Un hombre, que sacó una importante cantidad de un cajero Bancomer en Av. Constituyentes, fue seguido por dos hombres que se trasladaban en una motocicleta. Llegando a la calle Lázaro Cárdenas, en la colonia Estrella, fue abordado por ellos, que a punta de pistola, le quitaron 300 mil pesos en efectivo.

La noche del miércoles 1 de junio, se reportaron múltiples asaltos en distintas zonas de la ciudad. El primero se reportó en Carl’s Jr de Paseo Constituyentes, donde se llevaron pertenencias de los vehículos ahí estacionados. El segundo, en un Super Q ubicado en la colonia Plazas del Sol. A mano armada, tres sujetos amenazaron a los empleados, obligándolos a entregarles dinero en efectivo y mercancía (botellas y cigarros). No se reportaron personas lesionadas.

El tercer incidente se dio en una tienda de conveniencia en la colonia Estrella (donde un día antes habían asaltado a un cuentahabiente). En esa ocasión, dos hombres atracaron una tienda Extra y se llevaron 3 mil pesos en efectivo. Un cuarto robo, se reportó en una sucursal de Farmacias Guadalajara en Jurica Campestre, donde un individuo -en aparente estado de ebriedad- encerró a las empleadas en un baño. Según dio a conocer la policía, no se reportaron detenidos por estos hechos.

El jueves 2 de junio, la alcaldesa de Huimilpan, Celia Durán, denunció que la presidencia municipal fue víctima de un robo, donde un grupo de sujetos se robó la caja fuerte en donde guardaban el dinero en efectivo para la nómina. El botín, de alrededor de 30 mil pesos, no fue recuperado. Sobre este caso, el Fiscal del Estado, Alejandro Echeverría Cornejo, dio a conocer que se realizarían las investigaciones correspondientes, pues el caso resultaba «inexplicable».

Durante las primeras horas del viernes 3 de junio, se reportó un asalto a un camión en Colinas de la Santa Cruz, sobre Prolongación Bernardo Quintana. Los reportes de testigos indican que dos sujetos amenazaron y ataron al conductor de la ruta 40. Los hombres, armados con un arma blanca, se llevaron el camión por varios minutos para llevarse todo el dinero en efectivo, así como el celular del chofer.

Más tarde es mismo día, un aparatoso choque fue el resultado de una persecución que corrió por parte de policías federales. En un inicio, se informó que estaban persiguiendo a responsables de un robo a camión de carga, mismo que habrían llegado a asegurar. Hubo dos detenidos tras estos hechos, aunque las autoridades no han proporcionado mayor información.

Por la noche del viernes, una balacera fue consecuencia de un robo a mano armada a una gasolinera en Prolongación Hacienda El Jacal, en el municipio de Corregidora. Dos hombres se llevaron el dinero en efectivo de los empleados de la sucursal de Pemex cuando fueron sorprendidos por policías. Emprendieron una persecución a pie, y se informó que los amantes de lo ajeno abrieron fuego contra los efectivos, quienes culminaron por darle alcance a uno de ellos. Hubo un detenido -que fue puesto a disposición de la fiscalía- y ningún herido.

El sábado 4 de junio, por la madrugada, se reportó un gran robo en una vivienda del lujoso fraccionamiento Vista Real. Se dio a concoer que un grupo de 15 hombres armados agredió al personal de seguridad privada de la colonia para poder ingresar a una vivienda, de donde sacaron medio millón de pesos en efectivo.

El sábado por la noche, tres personas perdieron la vida en diferentes hechos. En una miscelánea llamada «Uva», sobre la calle Villas de San Miguel, dos hombres asaltaron a la empleada, quitándole dinero en efectivo. Al percatarse de esto, dos jóvenes que que trabajaban en una carpintería cerca de la zona, acudieron para intentar detener a los asaltantes. Durante el forcejeo, uno de los culpables abrió fuego, arrebatándole la vida a quien después se identificó como Adrián, quien falleció minutos después de llegar a la Clínica de Salud de La Loma. Su compañero fue herido con un arma blanca, y no se tiene pista de los rateros y homicidas.

El segundo hecho se reportó en la colonia Real del Marqués, en donde un par de delincuentes asaltó un local en una tienda comercial. Uno de los empleados, al oponer residencia, fue herido con un arma de fuego. Como Adrián, falleció minutos después de llegar al Hospital General debido a la pérdida de sangre.

Ambos casos fueron retomados por la Fiscalía General para su investigación. Sin embargo, hasta ahora no hay postura oficial sobre estos hechos.