La jornada 10 de la Liga Mx queda oficialmente suspendida, esto después de que los árbitros se negaran a pitar los partidos tras la sanción impuesta por la Comisión Disciplinaria a los jugadores Pablo Aguilar (América) y Enrique Triverio (Toluca), quienes fueron suspendidos 10 y 8 partidos respectivamente, esto llegó después de que ambos jugadores agredieran a los árbitros en sus respectivos partidos.

Sin embargo, este castigo no fue suficiente para los silbantes, quienes sintieron que no estaban siendo protegidos como se debe, por lo que decidieron iniciar una huelga.

Esto explotó desde la noche de ayer cuando Luis Enrique Santander se negó a silbar el partido entre Veracruz y Puebla, que se disputaría la noche del viernes. Una vez cancelado el encuentro, la Federación Mexicana de Fútbol intentó solucionar el problema, sin embargo, no hubo acuerdo, siendo esto un hecho histórico, dejando la jornada 10 del fútbol mexicano suspendida.

La Federación Mexicana lanzó un comunicado alrededor de las 10 de la noche que los partidos serán reprogramados y posteriormente se indicará la fecha en la que se jugarán.