En su primera edición el Festival de Santa Cecilia que se llevó a cabo en Jalpan de Serra, Peñamiller, San Joaquín, Tolimán, Pinal de Amoles, Landa de Matamoros y Arroyo Seco, reunió a 7,500 personas, quienes disfrutaron del huapango y son arribeño, con la participación de 46 músicos.

Paulina Aguado Romero, titular de la Secretaría de Cultura del Estado, llevó a cabo la inauguración del festival desde el municipio de Jalpan de Serra, acompañada por Celia Amador Enríquez, alcaldesa de Jalpan, y Junípero Cabrera Berrones, coordinador del Museo Histórico de la Sierra Gorda.

Organizado por la Secretaría de Cultura a través de la Dirección de Difusión y Patrimonio Cultural y el Museo Histórico de la Sierra Gorda, el Festival de Santa Cecilia contó con la participación de 14 tríos de Huapango y 1 cuarteto de son arribeño, quienes con su talento hicieron la fiesta en los municipios serranos.

En punto de las 19:30 horas iniciaron los festejos en los siete municipios, en el marco del Día Mundial del Músico; en Jalpan de Serra se presentaron: Trío Balcón Huasteco, Cuarteto Arribeño Los Pregoneros y el trío Gorrión Huasteco; en Peñamiller: Trío Cantares Huastecos y Trío Algarabía; en el Auditorio “La Casa Del Huapango”, San Joaquín, se presentaron el Trío Presencia Juvenil y el Trío Deportado Huasteco.

En Puerto de Casas Viejas, Tolimán, se contó con la participación musical delTrío Ricardo y sus Huastecos y el Trío Excelencia Huasteca; en el Barrio de Santa Cecilia, Ahuacatlán de Guadalupe, Pinal de Amoles, participaron el Trío Huistititlan y el Trío Trini y sus Huastecos; en Agua Zarca, Landa de Matamoros, la música estuvo a cargo del Trío Corazón Queretano y el Trío Triunfo Huasteco, mientras que en el Jardín Principal de Arroyo Seco se presentaron los tríos Misión Huasteca y Los Emprendedores de la Sierra.

Cabe destacar la participación de las autoridades de los respectivos municipios, quienes brindaron las facilidades y el apoyo para llevar a cabo cada una de las presentaciones, permitiendo que el público disfrute de los eventos artísticos como parte de la descentralización de la cultura.