La mañana de este domingo, una mujer de 30 años de edad intentó quitarse la vida tras haber ingerido grandes cantidades de bebidas embriagantes y una caja de pastillas.

Los hechos sucedieron en la localidad de Miranda, en la calle Quintana Roo. Fueron vecinos de la zona quienes se dieron cuenta de la situación de la mujer y la reportaron a los cuerpos de seguridad. Al arribar, los paramédicos de Protección Civil Municipal de El Marqués asistieron a la mujer.

Los primeros reportes indican que la mujer consumió la caja de pastillas que probablemente fue de diazepam, tras haber discutido con su madre porque esta no la dejaba ver a sus hijos.

Su madre aparentemente se lo prohibia debido a que esta es adicta al alcohol, a tal grado que ya había estado en un anexo previamente pero volvió a recaer en el vicio.

La mujer por el momento se encuentra estable de salud.