Si te fuiste de fiesta y decidiste volver a casa en Uber o un servicio similar, procura revisar bien la dirección que estableciste o podrías terminar como Kenny Bachman.

Backman es un joven de Estados Unidos que había salido de fiesta con sus amigos en Morgantown, en Virginia Occidental, cuando quiso volver a su casa se encontraba en estado de ebriedad, por lo que solicitó un Uber para que lo llevara, sin embargo, el joven se equivocó y en lugar de poner la dirección de su casa en Virginia Occidental, marcó la dirección de la casa de su familia en Nueva Jersey, a casi 500 kilómetros de distancia de su destino real.

Pasadas unas horas de viaje, Backman se dio cuenta de que algo estaba mal, pero por miedo a quedarse varado en medio de la nada decidió seguir con el viaje, después de todo, reconocía algunos de los lugares por los que pasaba.

Al llegar a su destino Backman sabía bien dónde estaba, pero no sabía porqué. Aún así le puso una calificación de 5 estrellas a su conductor e incluso le dio algo de dinero en efectivo para que pagara los peajes.

En total el joven había gastado mil 635.93 dólares en el viaje, pero al menos estaba en un lugar que conocía.

Desde Uber aseguran que el joven no solo se equivocó en la dirección de su destino, sino que también cometió un error al solicitar el tipo de servicio, pues pidió un Uber XL, de haber elegido un Uber X habría pagado solamente unos 800 dólares.

[Con información de Gizmodo]