El senador por el PRI y ex-secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se deslindó este jueves de cualquier vínculo con los cargos por los que fue detenido su ex-compañero de gabinete y ex-director de Pemex, Emilio Lozoya, quien fue detenido el pasado miércoles en Málaga.

Osorio Chong, que por el carácter público de sus actuales funciones se convirtió en el primer priísta del círculo cercano de Peña Nieto que se manifestó sobre la detención de su ex-compañero, aseguró que en el ejercicio del gobierno no tenía mayo comunicación con el ahora detenido.

A Lozoya se le imputa el haber desviado aproximadamente 280 millones de pesos en Pemex, causarle pérdidas a la compañía por al menos 13 mil millones de pesos, además de haber recibido sobornos de Odebrecht y otras empresas para que estas fueran beneficiadas con contratos públicos.

No obstante, Chong, que en ese tiempo era secretario de Gobernación, apuntó que «nunca platicaba» con Lozoya.

“Lozoya conmigo no platicaba nunca nada, no era mi ramo; yo tenía que ver con la gobernabilidad del país, con el tema de seguridad y nada que ver con temas financieros, económicos o de petróleos, de Pemex’’, dijo el Senador priista cuando fue cuestionado sobre la detención en España del exdirector general de Pemex.

En este sentido, dijo que «dos veces platiqué con él» desde que tomaron el poder en 2012, ya que sus áreas de injerencia «no se cruzaban mucho».

De igual forma, en reacción a los comentarios que hizo ayer el abogado de Lozoya donde decía que este «no se mandaba solo», involucrando a Peña Nieto, Osorio aseguró que sí hubo ocasiones en las que no se le informaba a Peña sobre las acciones del gabinete. Por ende, Osorio Chong asegura que sí existe la posibilidad de que el Presidente no tuviera conocimiento del millonario desfalco que se le atribuye a su funcionario.