Luego de que dijera que «a una niña gorda nadie la quiere», el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, ‘El Bronco’, se defendió asegurando que no se refería a niñas con problemas de obesidad.

«Yo hablé de niñas embarazadas, no del tema de obesidad», declaró el gobernador en entrevista.

Señaló además que la declaración fue sacada de contexto, «yo comenté que cuando a una jovencita la embarazas, el joven de manera irresponsable cuando le ve crecer el vientre la abandona y la deja, y luego tenemos niños que esa jovencita no puede educar y no puede mantener».

«No hablé del proceso de gordura, estaba hablando yo de un proceso de embarazo […] Yo siempre platico así con la gente para hacer conciencia, a mi en lo personal me gusta decir las cosas tal cual son».

Del mismo modo, el mandatario publicó en su cuenta de Facebook un comunicado sobre las declaraciones y lo que los medios dijeron al respecto.