Mientras se llevaba a cabo un partido juvenil entre dos clubes de fútbol de sala, tanto los jugadores como los espectadores se vieron sorprendidos ya que el techo del inmueble se vino abajo.

Esto ocurrió en un centro deportivo de la ciudad de Ceská Trebova, esto en la República Checa durante el fin de semana.

Uno de los jóvenes que se encontraban disputando el partido dio su versión de los hechos y de como vivió la caída del techo de este inmueble: “Primero escuchamos un estallido. Entonces, de repente hubo un gran golpe y vi cómo del techo se desprendía serrín o algo parecido. Empezamos a correr, todo fue muy rápido”.

Aproximadamente se encontraban 80 personas en el recinto cuando tuvo lugar el incidente, pero todos escaparon sin complicaciones y hubo únicamente dos heridos leves.

Las autoridades están investigando si se trató de un problema estructural del edificio.