Aunque no se trata de un deporte de contacto, en el fútbol pueden ocurrir lesiones bastante fuertes, pero incluso en las lesiones menores es común que los jugadores salgan de la cancha para ser valorados por los médicos. Este no fue el caso de esta jugadora escocesa, quien se negó a abandonar la cancha luego de sufrir un fuerte choque contra una de sus rivales.

Con tal de poder seguir en la cancha, la capitana del ST. Mirren WFC, Jane O’Toole, se dio puñetazos en la rodilla que se acababa de dislocar después de estrellarse contra una rival del Inverness Caledonian Thistle.

En el video bajo estas líneas se puede ver el momento del choque y la caída de O’Toole, así como su dolorosa forma de lidiar con la lesión que se produjo. Imágenes fuertes, se recomienda discreción.

Por cierto, después de este incidente, la capitana volvió al juego y terminó el partido.

Con información de La Silla Rota.